Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica"

See other formats


LECCIÓN 9 



®=57 



Referencias: 

Éxodo 17:1-7; 

Patriarcas y profetas, 

págs. 303-305. 



Versículo para 
memorizar: 

"iSi alguien tiene sed, 

venga a mí y beba!" 

(Juan 7:37). 



□ 



Objetivos: 

Los alumnos: 

Sabrán que Dios 

puede suplir 

nuestras necesidades. 

Se sentirán confiados 

en la buena disposición 

de Dios para suplir 

nuestras necesidades. 

Responderán alabando a Dios 

por su bondad. 



t> 



Mensaje: 

Adoramos a Dios 

porque suple 

nuestras necesidades. 



Fuentes de bendiciones 



Tema del mes 

Mostramos nuestro amor a Dios cuando lo adoramos. 

Un vistazo a la lección bíblica 

Los israelitas han experimentado la protección de Dios 
durante las plagas, liberación de la persecución de los egipcios 
y el regalo del maná. Ahora se ven confrontados a una nueva 
prueba de fe. No hay agua. En vez de volverse a Dios y pre- 
sentarle su necesidad, se quejan con Moisés. Dios comprende 
su debilidad y sigue proveyendo para suplir sus necesidades. 

Esta es una lección acerca de adoración 

Dios proveyó todo lo que necesitaban los israelitas. 
Cuando venían las dificultades, se quejaban contra Moisés en 
vez de traerle sus problemas a Dios. Dios fue paciente y suplió 
sus necesidades. Dios anhela que vengamos a él con nuestras 
dificultades a fin de que pueda derramar sus bendiciones sobre 
nosotros. 

Para el maestro 

"Dios cuida y sostiene toda la creación. El que sustenta los 
innumerables mundos en la inmensidad, también tiene cuida- 
do del pequeño gorrión que sin temor gorjea su humilde 
canto. Cuando los hombres van a su trabajo, o se ocupan de la 
oración; cuando duermen en la noche, o cuando se levantan 
en la mañana; cuando el rico se festeja en su palacio, o cuan- 
do el pobre se sienta con sus hijos alrededor de su escasa 
mesa; el Padre celestial vigila con ternura a todos ellos. No se 
derraman lágrimas sin que Dios no las note, ni hay sonrisa que 
para él pase inadvertida. 

Si creyéramos esto, toda ansiedad indebida desaparecería. 
Nuestras vidas no estarían llenas de desengaños como lo están 
ahora; porque cada cosa, grande o pequeña, la dejaríamos en 
las manos del Señor quien no se confunde por la multitud de 
los cuidados, ni se agobia por su peso. Gozaríamos de una paz 
en el alma, la cual muchos no la han disfrutado por mucho 
tiempo" (El camino a Cristo, págs. 67, 68). 

Decoración del aula 

Vea la lección 5. 



74 LECCIÓN NUEVE 



ADORACIÓN 



Sección 

Bienvenida 



a 



Motivación 




en 
cualquier 
perito 



Oración y 
alabanza* 



o 



Lección bíblica 



o 



Aplicando 
la lección 



Compartiendo 
la lección 



Desarrollo del programa 



Minutos 



Actividades 



Permanente Recibir a los alumnos a 
la entrada. Escuchar sus 
problemas o motivos de 
gozo 



Materiales necesarios 

Ninguno 



hasta 10 A. Comida sin agua 

B. Caras de piedra 

C. Relevo con agua 



Dos paquetes de polvo para preparar 
refresco, paquete de mezcla para pre- 
parar sopa, platos hondos de cartón 
o plástico, cucharas, jarra, agua 
Piedras grandes de superficie lisa, 
marcadores. 

Dos recipientes ovalados grandes, 
con agua; cuadrado de 5 cm de papel 
de aluminio para cada alumno, man- 
tel de plástico 



hasta 10 



Compañerismo 

Cantos 

Misiones 

Ofrenda 

Oración 



Ninguno 

Folleto Misión para niños 
Recipiente de la ofrenda 
Papel azul cortado en forma de 
gotas de agua (ver pág. 117), lápices, 
canasta 



hasta 20 Experimentando Vestimenta de tiempos bíblicos, 

la historia vara de pastor, bultos y bolsas de 

dormir enrolladas para que carguen 

los israelitas 
Versículo para memorizar 12 vasos de plástico 
Estudio de la Biblia Biblias 



hasta 15 Necesidades diarias 



Hilo, broches para tender 

ropa, tijeras, papel, lápices de colores 

de cera o marcadores 



hasta 15 A. Saciando la sed 



B. Manos ayudadoras 



Vasos de plástico, lápices 
de colores de cera o marcadores, 
pegamento, retazos de tela 
Papel, tijeras, lápices 



En cualquier momento del programa se puede orar o alabar a Dios con un canto. 



LECCIÓN NUEVE 75 



ENSENANDO LA LECCIÓN 



Bienvenida 

Dé la bienvenida a sus alumnos en la puerta del aula. Pregúnteles cómo les ha ido 
en la semana. Qué cosas les alegran o preocupan. Pida a sus alumnos que repitan el 
versículo para memorizar de la semana pasada y anímelos a contar alguna experien- 
cia en cuanto al estudio de la lección de la semana pasada. Comiencen con la activi- 
dad de motivación que usted haya elegido. 



Se necesitan: 

• dos paquetes 
de polvo para 
preparar 
refresco 

• paquete de 
mezcla para 
preparar sopa 

• vasos y platos 
hondos de 
plástico 

• cucharas 

• jarra 

• agua 



Se necesita: 

• piedra grande 
con superficie 
lisa para cada 
alumno 

• marcadores 



o 



Motivación 

Elija la actividad o actividades más apropiadas para su situación. 

A. Comida sin agua 

Diga a sus alumnos: Vamos a comer juntos en este momento. Distribuya 
entre sus alumnos platos hondos con un poquito de sopa en polvo en el fondo y 
vasos de plástico con polvo para preparar refresco en el fondo de los mismos. 
Diga a sus alumnos que disfruten de esa comida. Diga entonces: ¿Qué sucede? 
¿No les gusta lo que les he preparado? ¿Qué falta? (Agua.) Recoja los platos y 
vasos. Dé a sus alumnos un vaso de agua para beber. 

Reflexiones 

Pregunte a sus alumnos: ¿En qué cambiarían sus vidas si no tuvieran sufi- 
ciente agua? ¿En qué han usado agua hoy? (Para asearse, lavarse los dientes, 
para desayunar, etc.) ¿Qué les parecería si estuvieran en el desierto sin nada de 
agua? ¿Cómo se sentirían? ¿Qué harían? En nuestra historia de hoy los israeli- 
tas tuvieron un problema como ese. Veremos cómo suplió Dios sus necesida- 
des. Dios suplirá también nuestras necesidades. Y eso es lo que dice nuestro 
mensaje de hoy: 

ALABAMOS A DIOS PORQUE SUPLE NUESTRAS NECESIDADES. 
Repítanlo conmigo 



o 



B. Caras de piedra 

Pida a cada alumno que elija una piedra y dibuje una cara en la parte lisa. 
Coloque las piedras donde todos puedan verlas. 

Reflexiones 

Pregunte a sus alumnos y espere la respuesta: ¿Qué clase de persona dibuja- 
ron en su piedra? ¿Por qué? ¿Cuan difícil habría sido hacer un hoyo en su pie- 
dra? (Muy difícil; se necesitaría un taladro especial.) ¿Qué pasaría si apretaran 
mucho su piedra? (Nada). ¿Piensan que pueden sacar agua de la piedra? En 
nuestra lección de hoy aprenderemos la forma como Dios usó una roca para 
darle agua a su pueblo. Dios suple nuestras necesidades. Y de eso trata nues- 
tro mensaje de hoy: 



76 LECCIÓN NUEVE 



[_ "N ALABAMOS A DIOS PORQUE SUPLE NUESTRAS NECESIDADES. 
~~ * Repítanlo conmigo 

C. Relevos con agua 

Coloque el mantel plástico y los dos recipientes con agua sobre una mesa. 
Forme dos equipos de alumnos. Dele a cada alumno un cuadrado de papel de 
aluminio. Diga a sus alumnos: Hagan un barquito con su pieza de papel de alu- 
minio. Cuando diga "ahora", la primera persona de cada equipo coloca su bar- 
quito en el agua y lo sopla para que vaya desde un extremo del recipiente 
hasta el otro. Entonces la persona siguiente hace exactamente lo mismo. 
Continúen de la misma manera hasta que cada uno haya tenido su turno. 
Gana el equipo que pueda hacer llegar todos los barquitos a la otra orilla del 
recipiente. 

Reflexiones 

Pregunte a sus alumnos: El agua puede ser un medio de transporte. ¿En 
qué otras cosas usamos el agua? ¿Que nos pasaría si no tuviéramos agua? 
¿Saben qué porcentaje de nuestro cuerpo está compuesto de agua? 
(Aproximadamente 74%). Después de dejar Egipto, a los israelitas se les acabó 
el agua. Dios se las proveyó en forma única. Dios sigue proveyendo hoy para 
todas nuestras necesidades. Y de eso es de lo que se trata el mensaje de hoy: 

h - \ ALABAMOS A DIOS PORQUE SUPLE NUESTRAS NECESIDADES. 
k Repítanlo conmigo 



Se necesitan: 

• 2 recipientes 
ovalados con 
agua 

• cuadrado de 

5 cm de papel 
de aluminio 
para cada 
alumno 

• mantel de 
plástico 



LECCIÓN NUEVE 77 



a 



Lección bíblica 



Se necesita: 

• vestimenta de 
tiempos bíblicos 

• vara de pastor 

• bultos y bolsas 
de dormir para 
que carguen los 
israelitas 



Experimentando la historia 

Personajes: Moisés, voz de Dios, is- 
raelitas. 

Invite a alguien a representar el papel 
de Moisés y leer o relatar la historia. 
Grabe con anticipación la voz de Dios o 
pida a un adulto que la lea. 

Dé a cada alumno algo para cargar. 
Comience pidiéndoles que actúen como si 
desarmaran sus carpas y empacaran sus 
cosas. 



Lea o cuente la historia 

[Moisés, asido a su vara.] Dios me ha 
dicho que es tiempo de movernos de aquí 
nuevamente. [Señala hacia los israelitas.] La 
gente se está acostumbrando a armar y 
desarmar sus carpas. La vida en el desierto 
es muy diferente a la que vivían en Egipto. 
Allí eran esclavos que construían templos y 
palacios para los egipcios. Ahora son 
nómadas que se trasladan de un lugar a 
otro, siguiendo las instrucciones de Dios. 

Dios nos ha protegido y cuidado de 
muchas maneras. Nos protegió durante las 
plagas de Egipto. Cuando el faraón nos 
persiguió, Dios abrió una vía de escape a 
través del mar. Hace unas semanas no 
teníamos pan; ahora Dios provee maná 
para nosotros cada día. Si miran hacia arri- 
ba se darán cuenta de que vamos en la 
dirección correcta. Una gran nube nos guía 
y es la señal de la presencia de Dios. 
Durante la noche parece una columna de 
fuego. Mantiene lejos a los animales salva- 
jes y nos mantiene el calor. Las noches en 
el desierto pueden ser muy frías. 

[Moisés guía al "pueblo de Israel" por el 
aula mientras todos cargan algunos bultos.] 

El desierto es un lugar nada hospitala- 
rio. Se pone tan caliente de día que casi se 
podría cocinar sobre las piedras ardientes 
sin tener que encender el fuego. [Moisés se 
enjuga el sudor de la frente.] Durante la 
noche, la temperatura se vuelve muy fría. 



[Se estremece.] Uno necesita arroparse muy 
bien para mantenerse caliente. 

Este es nuestro nuevo lugar para 
acampar, Refidim, [Los alumnos actúan como 
si estuvieran levantando sus tiendas.] Todos 
están cansados, sedientos y llenos de 
polvo después de esta caminata tan gran- 
de. El ganado está mugiendo [Mugir como 
vaca.], pidiendo agua. Las ovejas y cabras 
balan y lloran de sed. [Balar como oveja.] 
Los asnos están rebuznando y dando 
coces y pidiendo agua. [Rebuznar como 
asno.] Sólo a los camellos pareciera no 
importarles lo que está pasando. Pueden 
estar sin beber agua durante mucho tiem- 
po, porque almacenan agua en su cuerpo. 

[Los alumnos comienzan a buscar agua, 
luego se dirigen a Moisés con los puños cerra- 
dos.] Todos están buscando, pero pareciera 
que no hay agua en ninguna parte. Yo 
creo que esperan que yo les encuentre 
agua. Déjenme preguntarles qué es lo que 
esperan que haga. [Moisés se dirige a los is- 
raelitas.] -¿En qué puedo ayudarles? 

[Pueblo de Israel:] -Danos agua para 
beber. Tenemos mucha sed. Nuestras fami- 
lias tienen sed. Nuestros animales están 
sedientos. Tenemos que tener agua. 

[Moisés.] -Dios proveerá para todas 
nuestras necesidades. Después de todas las 
cosas que hemos visto hacer a Dios, segu- 
ramente saben bien que es Dios el que nos 
ha traído aquí. Él nos dará agua. ¿Por qué 
pelean conmigo? ¿Por qué están tentando 
a Dios? 

[Pueblo de Israel:] -¿Por qué nos sacaste 
de Egipto? Todos vamos a morir aquí. 

[Moisés se retira un momento a orar] 
-Oh, Señor, ¿qué debo hacer con este pue- 
blo? Están casi listos para apedrearme. 

[Voz de Dios:] -Toma el camino hacia 
adelante y pide que te acompañen algunos 
de los dirigentes del pueblo. Trae la vara 
que usaste cuando tornaste en sangre las 
aguas del Nilo. Yo iré delante de ti y estaré 



78 LECCIÓN NUEVE 



sobre la peña de Horeb. Hiere la roca y de 
ella saldrá agua. 

[Moisés se dirige al pueblo: ] -Vengan, 
síganme y vean con sus propios ojos lo 
que Dios hará por ustedes. [Hace como que 
le pega a la roca, y luego se hace para atrás.] 
Dios nos ha dado agua. Agua suficiente 
para todos. Una vez más Dios ha suplido 
todas nuestras necesidades. Alabado sea 
Dios. 

Dios suplió las necesidades de los 
israelitas a través de su viaje durante 
muchos, muchos años. Y Dios suple tam- 
bién todas nuestras necesidades. 

Reflexiones 

Pregunte a sus alumnos: ¿Qué pasaría 
en su casa si no tuvieran agua? ¿Qué 
hubieran dicho y hecho si hubieran sido 
uno de los israelitas? ¿Cómo hubieran 
actuado antes de que Moisés golpeara la 
roca? ¿Y después? ¿Por qué piensan que 
se quejaron los israelitas? ¿Qué les 
podría haber ayudado a creer que Dios 
iba a proveer para sus necesidades? (Los 
milagros que Dios había hecho para prote- 
gerlos y suplir sus necesidades.) ¿Suple 
Dios nuestras necesidades hoy? ¿Cómo 
lo sabemos? Vamos a darle gracias a 
Dios al decir nuevamente nuestro men- 
saje de hoy: 

n . ALABAMOS A DIOS 

L_ J> PORQUE SUPLE 

^ NUESTRAS NECESIDADES. 

Versículo para memorizar 

Anote con antici- 
pación una palabra 
diferente del versículo 
para memorizar por 
debajo de cada vaso 
de plástico. No olvide 
la referencia. Coloque los vasos de tal 
manera que las palabras se encuentren en 
el orden correcto. Diga a sus alumnos. 
Siempre es bueno un vaso de agua fría 
en un día caliente. Vamos a descubrir lo 
que dice la Biblia acerca de tener sed. 



Se necesitan: 

• 12 vasos de 
plástico 



Pida a sus alumnos que vengan por 
turno a voltear un vaso de plástico y des- 
cubrir la palabra que está escrita por deba- 
jo. Pídales que lean la palabra en voz alta. 
Después de haber encontrado todas las 
palabras del versículo, pida a la clase que 
lea y repita el versículo varias veces. 
Vuelva a colocar los vasos boca arriba, 
mézclelos y deje que sus alumnos los colo- 
quen nuevamente en el orden correcto. 
Repita la actividad hasta que todos sus 
alumnos sepan el versículo. El versículo 
para memorizar es: "¡Si alguien tiene sed, 
venga a mí y beba!" (Juan 7:37). 

Estudio de la Biblia 

Forme grupos pequeños de alumnos. 
Asigne uno de los textos siguientes a cada 
grupo y pídales que se preparen para resu- 
mir el mensaje de ese texto para decirlo 
delante de toda la clase. Los adultos pue- 
den ayudar si es necesario. 

Lucas 12:6, 7 
Mateo 6:25-27 
Lucas 12:27-31 
Mateo 7:7-11 

Reflexiones 

Pregunte a sus alumnos: ¿Tenemos 
alguna razón para preocuparnos acerca 
de lo que necesitamos? ¿Por qué? ¿Cómo 
lo sabemos? ¿Qué nos dice Jesús acerca 
de nuestras preocupaciones? Lea en voz 
alta Mateo 6:25. (La preocupación no tiene 
sentido.) ¿Qué nos promete Dios? (Suplir 
todas nuestras necesidades.) ¿Qué nos 
hacen recordar las flores y aves? (El cui- 
dado de Dios. Dios los cuida a ellos. 
Nosotros somos más valiosos que ellas; 
Dios cuida también de nosotros.) ¿Porqué 
nos da Dios tantos regalos? (Nos ama y 
desea que seamos felices.) Vamos a decir 
juntos nuestro mensaje de hoy: 

r k ALABAMOS A DIOS 

LJ> PORQUE SUPLE 

NUESTRAS NECESIDADES. 



Se necesitan: 

• Biblias 



LECCIÓN NUEVE 79 




cT 



d 





Oración y alabanza 



en 
alguien 
^ento 



Compañerismo 

Comparta los problemas o pesares y los motivos de gozo de los alumnos, según lo han 
expresado al entrar (y si es apropiado). Haga que sus alumnos den a conocer sus experiencias 
con respecto al estudio de la lección de la semana pasada y repase el versículo para memori- 
zar de esa lección. Celebre los cumpleaños, acontecimientos especiales o logros de sus alum- 
nos. Dele una cálida bienvenida a todos los visitantes. 

Cantos sugerentes 

"Alabemos con música a Cristo" (Alabanzas infantiles, n° 1). 
Te amo mi Señor Jesús" (Alabanzas infantiles, n° 14). 
"Alabemos al Señor" (Alabanzas infantiles, n° 2). 
"Yo tengo gozo" (Himnario adventista, n° 458). 

Misiones 

Cuente una historia del folleto Misión para niños. Enfatice el concepto de adoración 
en esa historia. 



Ofrenda 

Diga a sus alumnos: Dios nos provee todo lo que necesitamos, 
pero no siempre todo lo que queremos. Una forma de adorar a 
Dios es devolverle un poco de lo que nos da a fin de suplir las 
necesidades de otras personas. 



Oración 

Corte con anticipación siluetas de gotas de agua, una para 
cada alumno. (Vea la pág. 1 17). Diga a sus alumnos: Dios nos da 
muchos regalos maravillosos, incluyendo el agua. Dibuja o 
escribe en tu gota de agua algo por lo que quieres darle gracias 
a Dios. Recoja las siluetas de gotas de agua en una canasta. Pida a 
sus alumnos que se coloquen alrededor de la canasta. En su ora- 
ción, dé gracias a Dios por suplir todas nuestras necesidades. 



Se necesita: 

• recipiente 
para la ofren- 
da 



Se necesita: 

• papel azul cortado 
en forma de gotas 
de agua 

• lápices 

• canasta 



© 



Se necesita: 

• hilo 

• broches para 
tender ropa 

• tijeras 

• papel 

• lápices de colo- 
res de cera o 
marcadores 



Aplicando la lección 



Necesidades diarias 

Con anticipación, ate el hilo o cordel 
en el aula, a una altura en la que sus 
alumnos puedan alcanzarlo. Dé a cada 
alumno una hoja de papel. Diga a sus 
alumnos: Dibujen algo que necesitamos 
cada día. Recórtenlo y cuélguenlo en el 
'tendedero' 7 usando un broche para colgar 
ropa. Guarde el "tendedero" para usarlo en 
la sección "Compartiendo la lección". 



Reflexiones 

Llame la atención sobre las cosas 
puestas en el tendedero. Pregunte a sus 
alumnos: ¿Por qué eligieron eso? ¿Cuáles 
son las cosas más importantes que 
necesitan? (Comenten juntos asegurándo- 
se de distinguir siempre entre necesidades 
y deseos) ¿Por qué se quejaron los israe- 
litas? (Se les olvidaron todas las cosas que 



80 LECCIÓN NUEVE 



Dios había hecho por ellos.) ¿Cómo pode- 
mos estar seguros de que a nosotros no 
se nos olvide lo que Dios ha hecho por 
nosotros? (Recordar las cosas que Dios ha 
hecho por nosotros; formar el hábito de 
darle gracias por todo lo que nos da, etc.) 



Vamos a decir juntos nuevamente 
nuestro mensaje de hoy: 






ALABAMOS A DIOS 



^_ % PORQUE SUPLE 



NUESTRAS NECESIDADES. 



» 



Compartiendo la lección 



Se necesita: 

• vasos de plástico 

• lápices de colores 
de cera o marca- 
dores 

• pegamento 

• retazos de tela 



A. Saciando nuestra sed 

Pida a sus 
alumnos que 
decoren un vaso. 
Diga a sus alum- 
nos: Dios prove- 
yó agua para los 
israelitas cuando 
la necesitaron. 
Hagan planes 
para compartir 
su vaso con alguien y contarle la forma 
como Dios suplió la necesidad de agua 
para su pueblo. Forme grupos de dos 
alumnos y pídales que practiquen contar la 
historia. 

Reflexiones 

Pregunte a sus alumnos: ¿Con quién 
van a compartir su vaso? ¿Qué le van a 
decir a esa persona? ¿Por qué es impor- 
tante recordar la forma como Dios ha 
provisto para nuestras necesidades? (Nos 
da la confianza de que las va a seguir 
supliendo.) El contárselo a otros es una 
forma de alabar a Dios por suplir nues- 
tras necesidades. 

Vamos a repetir juntos el mensaje 
de hoy: 

IV k ALABAMOS A DIOS 

l > PORQUE SUPLE 
— k NUESTRAS NECESIDADES. 



B. Manos ayudadoras 

Pida a sus alumnos que dibujen el con- 
torno de su mano y recorten esa silueta. 
Diga a sus alumnos: Algunas veces Dios 
hace un milagro para suplir las necesi- 



dades de una persona, pero muchas 
otras veces obra a través de otras perso- 
nas. Vamos a pensar en formas de ayu- 
dar a suplir las necesidades de otras per- 
sonas. Llame la atención de sus alumnos 
al tendedero usado en la sección 
'Aplicando la lección". Formen grupos 
pequeños de alumnos y piensen en qué 
les gustaría hacer para suplir las necesi- 
dades de los demás. Cuando lo hayan 
decidido, anoten en su "mano" lo 
siguiente: 

Esta mano ayudadora te da derecho 
a [anote la ayuda ofrecida.] 

Reflexiones 

Pregunte a sus alumnos: ¿Qué deci- 
diste hacer para ayudar a alguien? ¿Por 
qué elegiste esa acción y esa persona? 
¿Qué puedes decir para animar a esa 
persona a creer que Dios suple todas sus 
necesidades? (Contarle la historia de hoy; 
enseñarle los textos estudiados hoy en la 
Biblia.) Dios nos ama y suple todas nues- 
tras necesidades. Vamos a repetir juntos 
el mensaje de hoy: 

IV k ALABAMOS A DIOS 

i^_ > PORQUE SUPLE 

r NUESTRAS NECESIDADES. 



Clausura 

Pida a sus alumnos que formen una 
fila cerca del "tendedero" usado en la sec- 
ción 'Aplicando la lección". Pida a todos 
que se tomen del hilo o cordel. Ore, agra- 
deciendo a Dios por suplir todas nuestras 
necesidades. 



Se necesita: 

• papel 

• tijeras 

• lápices 



LECCIÓN NUEVE 81